miércoles, 12 de enero de 2011

Pinceladas de Cádiz.

por Eva María López

Desde luego que es una locura intentar conocer la preciosa capital gaditana en un solo día, pero para los que, al igual que yo, no dispongais de más tiempo para conocerla, os daré un pequeño recorrido por los lugares que visité, y que sin duda, no son todos los que hubiera querido ver, pero dado al escaso tiempo del que disponía y a que mi visita a Cádiz fue en un día festivo, no pude disfrutar de todos los encantos de esta ciudad, que me dejó un buen sabor de boca.

LLEGADA A CÁDIZ:
Entramos en Cádiz atravesando el puente Carranza, y tomamos la Avenida de Andalucía, hasta llegar a "Las Puertas de Tierra", como su nombre indica, fue durante muchos siglos, la única entrada que tenía la ciudad por el camino de tierra. Estas puertas se levantaron sobre un muro que en el s.XVII rodeaba Cádiz y la última reforma que la dejó con su aspecto de fortificación militar que puede verse actualmente, se realizó a mediados del s.XVIII.

Al pasar las Puertas de Tierra, tomamos dirección al casco antiguo; he de decir que todo se encuentra perfectamente señalizado. Lo que más dificil me resultó encontrar, fue aparcamiento. Al final, conseguí aparcar en lo que llaman "Baluarte de Candelaria" un lugar con unas maravillosas vistas al océano Atlántico.


BARRIO DE LA VIÑA:
Desde allí, y siempre contando con la ayuda de un callejero o un GPS, es obligada y cercana la visita al famoso "Teatro Falla", con la suerte que me acompaña, encontré la plaza en obras, aunque conseguí meter el objetivo de mi cámara a traves de las ballas de seguridad de la obra y hacer unas cuantas fotos, eso si, con ladrillos de por medio.


Recomiendo a todo el mundo, dejarse enredar en el laberinto de calles estrechas que componen el popular y carnavalero barrio de la Viña, con su olor a pescado frito y las charlas de sus vecinos con el peculiar acento gaditano. Los edificios más característicos de este barrio son las casas de vecinos, de vez en cuando se encuentra algún portalon abierto que hace darse de bruces con la realidad de este barrio, de gentes acogedoras con casas apuntaladas.

En la Viña se pueden visitar las iglesias de La Palma, La Pastora y San Lorenzo (visitas obligadas para los amantes de la Semana Santa).


EL CENTRO:
Las angostas calles viñeras nos llebarán hasta el centro de la ciudad. Allí pasaremos por la Plaza de la Libertad, con su mercado de abastos y la Plaza de las Flores, llena de puestos florales que le dan un colorido y un encanto especial a esta plaza que se encuentra a los pies del edificio de Correos. Desde aquí ya se empiezan a avistar desde las esquinas, las torres de la Catedral.


LA CATEDRAL :
En la plaza de la Catedral nos encontraremos un gran espacio abierto a la amplitud de la imponente fachada principal del templo catedralicio y a cuyos extremos se encuentran el Arco de la Rosa y la Iglesia de Santiago, en cuyo interior hay un magnífico retablo que merece la pena no perderse.


-

Indispensable es la visita a la Catedral de Cádiz. Este impresionante edificio, conjuga los estilos arquitectónicos barroco y neoclásico; su primera piedra se puso en el año 1722 y sus diseño se inspira en la Catedral de Granada. Las obras se prolongaron hasta 1853, llegando a estar totalmente paradas en varias ocasiones por falta de presupuesto.

El templo catedralicio tiene planta de cruz latina con tres naves, una amplia girola y capillas laterales. La cripta ocupa el espacio de la cabecera del templo, y es de planta circular con boveda plana, en ella se abre varias dependencias donde está enterrado entre otros Manuel de Falla.

En unas dependencias anexas al templo, tiene su sede el Museo de la Catedral, que alberga gran cantidad de obras artísitcas. La que más me llamó la atencion, sin duda fue el Ecce-Homo, una talla a tamaño natural que presume de ser la primera obra reconocida de Luisa Roldan (La Roldana).

Evidentemente la visita a la Catedral no es gratuita, pero si entrais en horario de misa (como hice yo), os ahorrais pagar, además de que podreis disfrutar de la música del impresionante órgano de la catedral acompañado de un cantante solista, los domingos y festivos. Sin duda me hubiera pasado horas y horas allí metida fotografiando cada rincón de esta joya arquitectónica, con el hechizante acompañamiento de la música del órgano.






Saliendo de la Catedral, las terrazas de los bares de la plaza, tientan a tomar un buen café al solecito, y disfrutando de las preciosas vistas de la plaza. Tambien en este sitio, hay un souvenir muy coqueto en el que se pueden comprar recuerdos de la visita a Cádiz.


EL CAMPO DEL SUR Y LA CALETA
Buscando la cercanía del mar, nos encontramos la calle del Campo del Sur, que ofrece unas impresionantes vistas de la catedral con el mar al lado. Esta calle nos llevará a la entrada de la Playa de la Caleta y su Balneario de la Palma.

Justo antes de pisar la arena de la Caleta, encontré un precioso lugar conde se come estupendamente, sobre todo pescado de la zona (y las mejores tortillitas de camarones que he probado). La peña flamenca .... muy buen precio y servicio rápido, y una gente muy acogedora también organizan en este lugar espectáculos flamencos, si vuelvo por Cádiz en otra ocasión, no me lo perderé.

Una vez repuestas las fuerzas, visitamos el castillo de San Sebastián del s.XVIII, que está ubicado en una pequeña isla a la que se accdede por el Malecón de Paco Alba. Al pasar por el malecón, si es un día de viento, seguro que las olas nos salpican con su espuma, solo hay que tener cuidado de proteger el equipo fotográfico y al fin... "el agua no hace agujeros"...!



Siguiendo el recorrido de la Caleta, nos encontramos con el castillo de Santa Catalina, y dejando este a nuestra izquierda, nos encaminamos hacia la avenida Gómez Ulla, donde se encuentra el Parque Genovés con su impresionante jardín botánico.

Con esto concluye mi visita fugaz a Cádiz, aunque me prometí volver para seguir descubriendo sus rincones.

Por: Eva Mª López

2 comentarios:

  1. Un artículo magnífico Eva, como siempre en ti es muy completo, y además da algunos consejillos útiles para descubrir los mejores sitios de Cádiz.
    Si tuviera que destacar algo de Cádiz, además de su ambiente y lo acogedora que es la ciudad, es la Playa de la Caleta y el Paseo del Campo del Sur. ¡Una auténtica maravilla! Y también son una maravilla las fotos que has hecho.

    ResponderEliminar
  2. Maravilloso e interesante reportaje gráfico., conozco Cádiz, pero como tu dices de una forma fugaz. Un día, o mejor dicho unas horas no es suficiente. Un saludo

    ResponderEliminar