viernes, 10 de septiembre de 2010

La Rosslyn Chapel y "El Código da Vinci"

por Juan José López


Rosslyn Chapel

Un lugar situado a un paso de Edimburgo, pero que los turistas apresurados no suele visitar, es la Rosslyn Chapel. Os puedo asegurar que visitarla vale la pena, al margen que os guste o no el libro "El código da Vinci". Lo digo porque la capilla se ha hecho famosa últimamente porque en ella se desarrolla la escena final del famoso libro de Dan Brown.

¿CÓMO LLEGAR? El pueblo de Rosslyn se encuentra a unos 15 kilómetros al sur de Edimburgo. Lo mejor es llegar en el autobús urbano 15, que en unos 40 minutos de agradable paseo por los Lothians te lleva a Rosslyn. Tras bajar del autobús junto a un restaurante, se anda unos 100 metros por un camino y se ve la empalizada de piedra que rodea la capilla.
Lamentablemente, la entrada es un poco cara, y además ya no se permite hacer fotos en el interior de la capilla (aunque sí en el jardín). Cuando yo estuve, en cambio, no había impedimento para hacer fotos, como podéis ver más abajo.



LA CAPILLA TEMPLARIA: Por fin luce la Capilla plenamente restaurada, después de algunos años en que su exterior estaba cubierto de andamios. Lo curioso es que sus muros de obra intacta, con ese color y esa textura que solo el paso de los siglos da a la piedra. Toda la iglesia está íntegramente construida, tallada más bien, en la piedra.




Entrar en la Capilla produce una sensación de asombro, casi de estupor. Miles de figuras -hombres, ángeles, estrellas, flores, demonios, vegetales, seres sobrenaturales- se muestran talladas en la piedra pura. Es como una sinfonía pétrea que resume el cosmos del hombre medieval. También hay tumbas de templarios, y complejos símbolos que sin duda han motivado que Dan Brown eligiera este lugar como final de su libro. Pero la fascinación de la Capilla, como obra de arte, hace que nos olvidemos pronto de su relació
n con El código da Vinci.



Como curiosidad, está la leyenda del Pilar del aprendiz, que cuenta como el maestro masón de la capilla no se atrevía a tallar el pilar sin haber visto antes el original que le servía como modelo, situado en Roma. Cuando volvió de su viaje, comprobó que su aprendiz había terminado el pilar por su cuenta, dándole una forma elíptica, y encolerizado por la furia y la envidia, lo mató con un mazo. Los personajes de esta historia aparecen tallados en un rincón.



Otra curiosidad es unas mazorcas de maíz talladas sobre una ventana, en una fecha anterior al descubrimiento de América, lo que ha despertado especulaciones sobre supuestos a viajes de los templarios al nuevo continente, anteriores a Colón.

Un personaje que se repite en la capilla es el llamado Green man, un hombrecillo monstruoso, con el cuerpo cubierto de motivos vegetales. Se ha interpretado como un símbolo precristiano de la fertilidad.



La cripta de la Capilla:



Por último, hay que destacar el entorno de la Rosslyn Chapel. Es un bellísimo paisaje verde, típicamente escocés, donde se junta la campiña, el bosque y un río escondido. Podéis seguir el camino junto al cementerio, que lleva a un pequeño castillo, de propiedad particular, encaramado sobre un barranco. Bajando liego por unos escalones de tierra, se llega hasta un río y un puente. Todo ello un lugar idílico para pasar un día, escapando del tráfago turístico de la gran ciudad.





---
VER MIS FOTOS DE ESCOCIA EN FLICKR.

1 comentario:

  1. El libro del Código Da Vinci es un bodrio de morirse, pero el sitio tiene encanto.
    Saludos.

    ResponderEliminar